jakelovesme

La vie en prose.

Sobre los niños de la recesión

Comentario crítico que escribí para el máster sobre la actual pobreza infantil en nuestro país:

Volvía yo de hacer un voluntariado y ver la realidad de Rumanía, un país de perros callejeros salvajes y pobreza también callejera y salvaje cuando me enteré que Cáritas había publicado un informe donde se demostraba que a Rumanía le seguía muy de cerca en pobreza infantil, hambre y miseria, un país que no era otro que el mío.

Más adelante llegué a hacerme la pregunta de si dejaría de irme a realizar voluntariados humanitarios a países desfavorecidos para realizarnos en el distrito de al lado. Esto ocurrió tras conocer de oídas (no por la prensa) la historia de una «vecina» mía, Encarni.

Encarni, nombre ficticio que se le ha dado a esta niña para preservar su identidad, es una niña del barrio malagueño de Palma-Palmilla elegida por un periodista que voló desde Nueva York hasta nuestra ciudad para realizar un vídeo para el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia perteneciente a UNICEF. Le habían pedido este vídeo como carta de presentación al informe «Los niños de la recesión: el impacto de la crisis económica en el bienestar de los niños en los países ricos».

Este informe realiza un análisis de 41 países considerados ricos donde el nuestro, España, ha desplazado su índice de pobreza del 28,2% en 2008 al 36,3% en 2013.

Todo esto debido a que en España, un país de 47 millones de habitantes, el desempleo afecta a un promedio del 23,6% de la población activa afectando al 35,2% en la comunidad autónoma de Andalucía donde, según la organización Educo, de cada 100 niños en riesgo de pobreza en nuestro país, 25 se encuentran en Andalucía.

Niños como Encarni que accedió voluntariamente junto a su familia a mostrar su vida para UNICEF con el propósito de ayudar a promocionar por el mundo entero los derechos de los niños.

Se le grabó junto a su familia en su día a día, incluyendo sus idas y venidas a «Er Banco Güeno», un proyecto social llevado a cabo por voluntarios del mismo barrio donde preparan comida a base de alimentos donados por otros vecinos.

El resultado de esta grabación fue un vídeo con un mensaje lleno de fuerza y simbolismo muy esperado por la propia niña que tenía mucha ilusión de verse a sí misma en un vídeo que iba a verse en todo el mundo para intentar ayudar a millones de niños en su misma situación. Pero ese vídeo nunca llegó.

¿Por qué UNICEF que encarga el vídeo finalmente lo cancela?

Actualmente UNICEF está llevando a cabo por todo el mundo el proyecto #IMAGINE cuyos fondos recaudados se destinarán a programas de educación, nutrición o salud para la infancia de más de 150 territorios y países utilizando imágenes de estos niños necesitados pero, ¿entonces por qué no la imagen de Encarni?

La respuesta es dudosa. Sobre todo cuando son los mismos ministros los que desautorizan este tipo de informes, como el caso del Ministro de Hacienda ante el anteriormente mencionado informe de Cáritas.

Cuesta creer que estos dirigentes desconozcan casos como los de Japón o China que a partir de la década de los 50 han establecido su sistema de riqueza basándose en el conocimiento. En «aprender, aprender, aprender». Es cierto que estos dos países también tienen carencias pero han desarrollado un crecimiento positivo en vez de negativo convirtiéndose en las mayores potencias económicas del mundo. En China, por ejemplo, se gradúan cada año 465.000 ingenieros y científicos y desde 1979 ha conseguido sacar a 270.000.000 personas de la extrema pobreza.

Los investigadores Gary Evans y Rochelle Cassells de la Universidad de Cornell, nos explican a través de uno de sus estudios llevados a cabo que los niños que se son o se vuelven socioeconómicamente desfavorecidos acaban estando sometidos a una mayor existencia de problemas psicológicos en la edad adulta y parece que estos dirigentes no se enteran que nunca conseguiremos a adultos sanos y formados si no los cuidamos desde los que son desde el principio: niños.

Pero no, no les interesa todo esto. Si no, ¿por qué ninguno de los principales medios nacionales de comunicación se ha hecho eco de la noticia de Encarni? ¿Por qué ni siquiera tampoco el principal medio local? Donde, sin embargo, sí que leemos el siguiente titular «Estoy luchando para salir adelante y llegar a fin de mes, como tantos jóvenes», palabras pronunciadas por la hija de una importante (y millonaria) personalidad de este país.

Me preocupa que nos quedemos en la paradoja que nos enseñan en las mismas facultades de que el aspecto decisivo de un sistema de Economía de Igualdad es la existencia de pobreza dentro de la sociedad y que como hemos tenido la suerte de que aún no nos ha tocado a nosotros, como la persona del titular anterior, no demos un paso atrás para ponernos en la piel de esas familias que realmente no llegan a fin de mes y sigamos ignorando lo que sucedes a escasos kilómetros de nosotros, la extrema pobreza.

Al final, mientras el Gobierno central abandona la financiación de los servicios sociales básicos de los ayuntamientos que atienden a las familias más pobres castigadas por la crisis económica, sólo nos queda creer en esos voluntarios que dan su tiempo y trabajo sin la exigencia de dar ningún titular. Los voluntarios, por ejemplo, de ese «Banco Güeno» quienes quizás  no conozcan el significado de la letra de Imagine de John Lennon pero que sí hacen gala a sus palabras cuando dijo que nos estuviésemos tristes si hacíamos algo bueno y maravilloso y nadie se daba cuenta porque para el sol salir cada mañana es un espectáculo y casi todo su público aún duerme.

Anuncios

Irina no es mujer

Dos días han pasado del Día Internacional del Postureo de la Mujer. Dos días.

Me encuentro a mujeres atacando por las redes a Irina Shayk, otra mujer, (y qué mujer) por sus declaraciones sobre Cristiano.

Todas, todas aquellas que han puesto posts femi-nazis s ahora la despellejan. Yo no sé si creérmela o no, la verdad. No la conozco. No lo sé. No he estado ahí. Pero y si fuese verdad, qué pronto se nos ha olvidado todo eso que gritabais bien fuerte el domingo por las redes sobre las mujeres… Pues Irina es una de ellas. Guapa, famosa, con dinero y proclive a ser mala (porque es rusa), pero no deja de ser un ser humano susceptible como cualquier otro al maltrato emocional de pareja, muy serio y, por desgracia, a la orden del día. Más cerca de nosotros de los que nos podemos creer y no hace falta que me ponga aquí a poner estadísticas.

A ver si creamos el día internacional de la empatía.

Como siempre, así nos va.

Spam cultural

birra4

Señoras y señores, la primavera ya ha llegado a nuestra ciudad y a nuestros corazones ❤

Con ella florecen las flores y los eventos tope guays a los que asistir en estas próximas tardes y noches de caloret.

Hoy, os informo, a todos aquellos que formáis parte de la minoría española que no utiliza la televisión para ver Gran Hermano Vip, que estáis de enhorabuena:

El domingo 22 de marzo podéis asistir al primer evento en Málaga de BirraSeries, un punto de encuentro para todos aquellos frikis y no frikis de las series donde podréis participar en foros de debate y lo mejor ¡bebiendo mucha cerve! (yo voy por eso :D).

El lugar de encuentro será el bar Play Planet Coffee & Shop situado en el Soho (exactamente en la calle San Lorenzo, número 18).

Os aviso que el aforo es limitado y que se requiere inscripción, pero para toda esta info, os dejo el enlace informativo: 

http://www.birrasyseries.es/malaga-inauguracion/

Esperamos veros por allí.

¿Qué somos?

Leía las noticias de la mañana en Twitter mientras esperaba para entrar a la asignatura de Relaciones Internacionales cuando me encuentro con la milagrosa noticia de que ¡baja el paro en enero! Pero, ¿cómo pueden tener la cara de escribir semejante titular? ¿los periodistas, que todo lo saben, no saben que los contratos que se hacen hoy día son precarios y temporales? ¿No hay paro para las miles de personas que cobran 300 euros al mes? ¿De verdad? Por favor, así baja el paro hasta el personaje de Wert que dice implanta el programa de estudios 3+2 porque es el que utiliza Europa ¡Cómo si nosotros fuéramos Europa! También dice, después de querer encarecer los estudios un 81%, que las familias se gastan el dinero en otras cosas. Pues mira, guapo, con 300 euros al mes, quizás, se lo gastan en sobrevivir, digo yo.

Mi cabreo descomunal de la mañana no cesó aquí. Más tarde en clase, el profesor, Mbuyi Kabunda (este señor: https://www.youtube.com/watch?v=TWJA36HCUec ) nos explica que países subdesarrollados como el Congo o los llamados tigres y leones asiáticos tienen crecimientos anuales del 24% frente al 0’5% de nuestro país. «Allí claro que roban y hay corrupción»— dice— «pero lo invierten dentro del país para su desarrollo y no en paraísos fiscales como aquí».

Y aquí es cuando me viene a la cabeza esa pregunta de fácil respuesta ¿¡Qué somos leones o webones!? Ay.

El raccord

Últimamente me perturba abrir las redes sociales. Y no me refiero al palo de las selfies.

Tampoco vengo yo aquí ahora a contar nada nuevo pero sí que se ha acentuado en mí desde que ando metida en el mundillo.

Hace un par de meses, entre otras muchas irresumibles cosas en otros medios, vi que UNICEF utilizaba el rostro de una niña muerta «mirando» a cámara como campaña de sensibilización en Twitter con respecto a los actos terroristas en Siria. Por tal, como yo lo veo, forma de marketing recibieron una lluvia de quejas por daño a la sensibilidad del receptor y al honor de la niña, entre ellas por supuesto y como no, la mía.

La Community Manager de UNICEF España me respondió que sentía haber dañado mi sensibilidad pero que estaban plenamente seguros de que la niña y su familia habrían estado de acuerdo y orgullosos por tal campaña. ¿Hola?

La semana pasada también me encontré con imágenes de un atentado (otro) en un autobús en Donetsk que prefiero no describir por el bien de aquellos que habéis tenido la suerte de no verlo y en el cine con The Imitation Game, me encuentro con que modifican la biopic del protagonista para emocionar sobre los horrores de los homosexuales en el siglo XX.

No digo que no tomemos conciencia de todo lo que se hace o se ha hecho mal pero, ¿somos lo suficientemente insensibles como para que no nos impacte ya de por sí y nos lo tengan que poner en la cara? No sé si la respuesta es afirmativa, lo que sí sé es que definitivamente el mundo se está saliendo del raccord.

¿De qué vais?

No en serio. Parad ya.

¿Por qué tengo que llegar por la noche a mi casa desde las nueve de la mañana que me fui a trabajar a un trabajo donde ni trabajo de lo mío ni me pagan por ello y me tengo que encontrar con esto?

¿Por qué tengo que encender el portátil por la noche para seguir trabajando en los proyectos del máster y tengo que encontrarme con titulares en el Sur como: Carlota Pérez-Reverte: «Estoy luchando por salir adelante y llegar a fin de mes, como tantos jóvenes»? (http://www.diariosur.es/culturas/201501/13/carlota-perez-reverte-estoy-20150113112804-rc.html )

Que conste que soy consumidora de las obras de su padre y me he pagado con el dinero de mi bolsillo muchos de sus libros pero, ¿trabajaría usted a la vez de arqueóloga subacuática y dramaturga estrenando en Madrid si se apellidase Pérez o Martínez?

Venga, por favor. No vengáis más a tocarnos los cuyons con cosas como esta que bastante tenemos con no poder salir de casas con nuestros padres, emigrar o trabajar gratis. Por no decir, pagar por trabajar.

Al final va a ser mejor para mi salud mental ponerme un programucho basura que ponerme a leer el periódico aunque una, por desgracia, sigue apoyando a las artes y por eso, a pesar de todo, le deseo a esta señorita mucha mierda aunque no sea precisamente la que tenemos nosotros, el resto.

Deberíamos aprender todos a no ponernos flores si no somos el jarrón para llevarlas.

Seamos felices

Después de un tiempo alejada del blog, he vuelto a los medios al final de este 2014 como Rociíto.

Tampoco vengo a hablar de mí ni a contar mi verdad como la Esteban. Porque este año sólo podría resumirlo en un libro o una trilogía.

Vengo a hablaros de lo que os puede parecer lo típico. Pero es que al fin y al cabo los tópicos acaban estando ahí por algo.

Mucho hemos hablado este año de los números, de las tarjetas black, de lo que ha robado este y el otro. De todas esas cosas que ya no podemos comprar o de todos esos viajes que ya no podemos hacer que, no deja de ser y con perdón, una putada.

A mí me gusta mucho quejarme también sobre la crisis sentimental. No existe una tasa que mida el dolor que supone la distancia que nos separan de las personas a las que queremos. Ya estemos aquí o allí. No existe una tasa que mida el esfuerzo de tener que coger la maleta e irte y dejar.

Todos tenemos un ser querido en Inglaterra o Alemania (por no hablar de los que ya van por Canadá o China) que se han tenido que ir para buscar un trabajo mejor. O simplemente un trabajo.

Yo además, este año, tengo también seres queridos que se han ido. Pero por otros motivos.

Hace poco pedí a unos amigos que tengo por ahí que me contasen cómo ha cambiado este 2014 sus vidas:

Helena

Mi vida era perfecta. Tenía trabajo, podía comprarme todo lo que quisiese. Salía con mis amigos y podía viajar por Ucrania y al extranjero. Ya no tengo trabajo y tampoco puedo buscarlo porque todo ahora es peligroso. Mis padres están jubilados y el Estado ya no les paga la pensión desde hace dos meses. Mi madre está enferma y encontrar sus medicamentos es ahora muy difícil además de caros. Varios misiles destruyeron la casa de mi hermana así que ahora tiene que vivir también con nosotros y sus dos niños de cuatro años y seis meses…

…muchos de mis amigos han muerto durante esta guerra.

Olga

Todo ha cambiado.

Mi novio y yo nos fuimos de Donetsk en julio y desde entonces no hemos vuelto.

Perdí mi trabajo. Ahora voy a tener serios problemas para encontrar otro. Pero creo que nuestra situación es de las más afortunadas. Por lo menos en mi familia aún estamos todos. Tenemos recursos y un techo. Lo único que me preocupa ahora es cómo van a pasar nuestros padres el invierno.

Es una sensación muy extraña cuando un día de repente te das cuenta de que la guerra ha entrado por la puerta de tu casa. Y ya no tienes casa nunca más. Sobre todo cuando esa casa te pertenecía.

Es una sensación muy extraña cuando un día de repente tiene que vivir aprendiendo a comprender que ya no puedes volver al lugar al que perteneces y, durante todo este tiempo de lo único que me he dado cuenta es de todas esas cosas que no me parecían importantes antes ahora sí lo son. Como las pequeñas cosas simples de la vida. Tener a tu lado a tu familia y a tus amigos. El disfrutar día a día porque puede que no haya mañana. O que aún peor, que tu vida cambie de repente y para siempre. Es muy importante saber apreciar lo que uno tiene.

Los próximos, al menos, diez años, van a ser muy duros para Ucrania. No quiero dejar el país pero sé que muy pronto lo tendré que hacer. Lo único que me digo a mi misma es que esta es la oportunidad para salir fuera y tener nuevas experiencias. O algo así.

Sasha

Ahora estoy en Kiev. Días después de los primeros bombardeos al aeropuerto mi madre me dio dinero y me dijo “hijo, vete”. Al final, ella también acabó dejando la ciudad. He tenido suerte y he encontrado trabajo. Lo único que me molesta es que vivo en un piso sin agua caliente pero tengo amigos que viven en pisos donde casi nunca tienen agua. Así que…

Y para aquellos que se quedaron sufriendo las batallas en las zonas de conflicto sólo les deseo que el karma les devuelva tiempos mejores.

Kristina

Hace un año tenía estabilidad. Un buen trabajo, un piso para mí sola. Una rutina normal. Hacía lo que quería, iba a donde quería… en una palabra: disfrutaba.

Nunca pensé que algo así iba a pasar en Donetsk. Cuando la guerra empezó, estaba segura de que iba a terminar pronto. No tenía por qué cundir el pánico. No tenía que irme corriendo a alguna parte para estar a salvo. Pero me equivoqué. Trabajé hasta el último día que mi oficina estuvo abierta porque empezó a ser peligroso ir al centro con los francotiradores disparando y los aviones lanzando bombas. No muy agradable que digamos. Así que me quedé en casa. Así pasaron tres meses y unos amigos me propusieron mudarme a Lviv donde todo parece estar bien. Ahora intento vivir el momento. Quiero volver a Donetsk en el futuro si fuese posible. Pero todas esas buenas intenciones se acaban convirtiendo al final en nada.

Aleksandra

Tengo una depresión permanente por todo lo que está sucediendo en mi ciudad. Estoy en Kiev desde junio. Intenté esperar pero todo fue a peor. Mis padres siguen allí y no salen de casa. Yo no quería dejarles… pero tuve que irme y esperar. Estos últimos meses han sido los más extraños e inesperados de mi vida. No he vuelto al trabajo al comienzo del nuevo curso por el peligro que supone y el Ministerio de Educación me ha despedido. De los 26 niños de mi clase ya sólo quedan ocho. He encontrado un trabajo aquí vendiendo libros para niños. Sigo trabajando con niños pero me gustaría hacerlos con los que planeaba hacerlo el curso pasado.

Sólo me queda pediros que en este 2015 seamos felices, estamos vivos.

Yo me vuelvo pa’ la isla

A algunos puede que os resulte feo que suba esta entrada justo hoy el Día de la Hispanidad pero a mí me ha parecido el día más oportuno para hablar de eso, de España.

Hace un año el día de hoy abrí este blog desde el extranjero. Después de una serie de sucesos que la mayoría conocéis tomé la decisión de quedarme en España para estudiar un máster (que haría con mucho gusto en el extranjero si pudiese permitírmelo) con la idea y la esperanza de encontrar aunque fuese un empleo precario y en condiciones de explotación. Pero ni eso. En este país te piden mucho para no darte nada.

De las veces que he tenido la suerte de descolgar el teléfono a la propuesta de una entrevista, los resultados han sido los siguientes:

  • No podemos contratarte porque tenemos convenio en la universidad y gracias a eso, nos dan ayudas públicas y tú no cumples con los requisitos.
  • No podemos contratarte porque estás estudiando y no nos interesa esa disponibilidad.
  • Sólo contratamos gente para jornada completa.
  • Necesitas un “curso de camarero” para pasar dos horas detrás de una barra libre.

Y mi favorito:

  • ¡El trabajo no es remunerado pero vas a tener mucha experiencia y posibilidad de quedarte en la empresa como becaria! CHOLLAZO.

Estos días coinciden además con el reexilio de una amiga mía a Reino Unido donde:

  • Sin llegar ya tiene entrevistas de trabajo.
  • Algunas de sus antiguas compañeras de trabajo son estudiantes.
  • Su pareja (español) trabaja como chef en un restaurante de lujo donde empezó desde abajo y qué descabellado ¡¡¡sin ningún curso de camarero!!! En el mismo puesto de trabajo le han ido enseñando a hacer su trabajo pero supongo que se trata de un ser sobrenatural o algo, ¿verdad señores empresarios españoles?

Así que, nada, feliz día del país donde da igual los años que te hayas pasado trabajando, estudiando, las carreras que tengas, los máster, los cursos, los idiomas. El gran país de la oportunidad, de la oportunidad de hacer las maletas e irte como alma que lleva el diablo.

Throwback

Donetsk

Today is a kind of anniversary for me. Last 3rd October I was landing in Kirova st. and just can not believe how my life has changed since then.
Despite all the hard and crazy moments, I rembember everything now with affection and I’m just proud of the way I’ve changed my mindset, the things I’ve lived and the people I’ve kept.

Microcuento mexicano

Le enseñó que del odio al amor sólo hay un peso.